Guía Dark Souls 3

Este es el tercer título de la saga Dark Souls, una saga de juegos centrados en la acción con un estilo RPG.

Una serie de videojuegos que nos han venido de la mano de la desarrolladora FromSoftware y de Bandai Namco Entertainment, quien se encargó de su publicación en aquel marzo de 2016 en el caso del país nipón y un mes después para todo el mundo.

Como no, el videojuego se encuentra disponible para PlayStation 4, Microsoft Windows y Xbox One, por lo que tienes una triada de plataformas a escoger de dónde quieres ponerte a disfrutar de las aventuras en el universo de Dark Souls.

Dicho juego fue y es un éxito rotundo teniendo y superando los tres millones de ventas en tan solo dos meses, batiendo récords en su publicadora Bandai Namco Entertainment.

Esto se debe a que el juego ha roto las expectativas y atrae buenas críticas en todos los sentidos, siendo considerado y proclamado como un excelente final para la serie.

El título no podría quedarse con la historia y desarrollo que viene de default por eso es que recibió un total de dos DLC’s, uno de ellos es el llamado La Ciudad Anillada o The Ringed City en lengua anglosajona y el otro Ashes of Ariandel, conocido por los hispanohablantes como Cenizas de Ariandel.

Dark Souls III marcó una gran evolución a la calidad de la saga pues el apartado gráfico y artístico del título es simplemente majestuoso, aunque sus antecesores no estuvieron nada, pero que nada mal.

Sin embargo, eso no le quita la gran diferencia evidenciada en este juego.

Y, por si fuera poco, se añadieron unas cuantas nuevas mecánicas la mar de útiles sin dejarse llevar, claro está, pues mantiene muy bien la buena esencia que nos dejó Dark Souls II.

Si eres de aquellos a los que les encanta ponerse a escuchar y escuchar la música de fondo, pues te lo pasarás como niño en juguetería ya que cada jefe, que no son pocos, más adelante lo verás, cuenta con un tema único.

Cómo derrotar a todos los bosses

Los bosses o jefes son parte fundamental del desarrollo, lore y atractivo de muchísimos títulos, más aún si hablamos de juegos de rol como lo es el mismo DS3.

Quien cuenta con una amplia variedad de personajes o en este caso, enemigos, que son bastante fuertes y nos darán unos minutos de juego que nos pueden transmitir distintas emociones, tensión y frenetismo entre ellas.

Como todo juego de este estilo, y más en este caso que no es que haya precisamente pocos jefes, nunca viene mal saber un poco acerca de estos y si se puede conocer algún tipo de estrategia, o recibir consejos de como derrotarle, no está de más.

Por lo que a continuación te mencionamos a los jefes y cómo derrotarlos.

Álzate sobre sus cadáveres.

Cuando mates cada jefe por primera vez, se te otorgará el logro correspondiente, el cual llevará el nombre del boss que has vencido.

Oceiros

Primero, cabe aclarar que nuestro querido Oceiros es un jefe algo mediocre y opcional, pero si quieres enfrentarte a él tendrás que adentrarte lo máximo posible en el Jardín del Rey Consumido.

Donde al final, encontrarás a este dragón de un tono mezclado entre el grisáceo y el azul, por si no lo sabes esta es una de las reencarnaciones de Seath el Descamado.

Una caverna que se encuentra tras pasar una terraza la cual un par de caballeros tienen la tarea de custodiarla, es el lugar donde te enfrentarás a Oceiros, quien posee unas alas desproporcionalmente pequeñas con respecto a su cuerpo draconiano.

Desde distintas partes de su figura, como lo pueden ser la espalda, los muslos y la entrepierna le sobresalen lo que parecen ser anémonas.

Para darle un aspecto algo más señorial o elegante, de su labio superior sale lo que vendría a parecer una barba, pero no son más que tentáculos.

Nada mal para quien una vez fue rey de Lothric.

En cuanto a él como enemigo, te adelantamos que ni por nada del mundo oses con envenenarlo o intoxicarlo, pues este dragón es inmune a dichos efectos, además de aguantar bien la magia y soportar las hemorragias.

Sin embargo, es vulnerable ante los rayos.

Te recomendamos ser cauteloso y evadir los ataques mágicos de este jefe pues tienen una probabilidad de maldecirte.

Sus ataques físicos como los zarpazos, mordiscos, ataque giratorio y demás son algo fáciles de esquivar, mantente fuera de su rango situándote en medio de sus patas, allí no te alcanzará.

Con esto bastará para derrotar a Oceiros, el Rey Consumido por su devoción.

Aldrich

Aldrich, el Devoradioses, es un jefe bastante complicado de derrotar debido a su resistencia, pero no desesperes que con una estrategia lograrás hacerte con la victoria sobre aquella masa de lodo y restos humanos.

Aldrich Dark Souls 3

No creas que combatirás contra una aberración como está, pues cuando lo encuentres tomará lo que queda del cuerpo de Gwyndolin y te enfrentará.

Sin embargo, sigue manteniendo parte de su forma extensa y lodosa, para nada atractiva a la vista.

Bien, a este irithylliano lo encontraremos en la catedral de Anor Londo, en exactamente la misma sala donde llevamos a cabo dos enfrentamientos de jefes en el primer juego de la saga.

El personaje visible en la cinemática de apertura es débil ante las fuerzas del fuego y del rayo, resistiendo a la magia y la oscuridad y siendo totalmente inmune al veneno.

Como estrategia, procura mantenerte a corta distancia con respecto a este jefe y muévete, pues quedarse lejos propiciará que prepare sus movimientos más letales y estando recto a él se mueve más rápido.

Además, estando cerca nos atacará con su guadaña la cual es fácil de esquivar ya que su hitbox es ridículamente pequeña con respecto al tamaño.

Golpeándolo en su cola lograrás que interrumpa sus ataques y se desestabilice. Hablando de ataque, podemos mencionar la gran lluvia de flechas que dispara de manera vertical y basta con mantenerse en movimiento para esquivar el daño de dichos proyectiles.

Más aún, si se trata de la Gran Flecha de Alma ya que es muy potente, no te descuides.

Cuando le hayas infligido la suficiente cantidad de daño, este empezará a aparecer de forma irregular emergiendo desde el suelo y dejando un rastro.

Rey sin Nombre

Cuando hagamos sonar la campana que se encuentra en la hoguera del Gran Campanario del Pico del Archidragón, será invocado este enemigo que porta una armadura dorada adornada con escamas draconianas.

Rey sin Nombre Dark Souls 3

Sin mencionar su corona la cual resalta lo de “Rey”, monta al Rey de la Tormenta y empuña una especie de mezcla entre espada y lanza. Este sí que es el jefe más complicado de derrotar de todo DS3.

Además, ten en cuenta la particularidad de que no tan solo te enfrentarás al jefe más difícil, sino que también a su dragón, a quién deberás vencer primero antes de batirte en batalla contra el Rey sin Nombre.

Sin contar que ambos tienen vulnerabilidades y resistencias distintas, siendo el dragón débil ante el rayo y fuerte contra el fuego, el sangrado y lo tóxico; el rey tan solo es débil contra el fuego y fuerte ante el rayo.

El rey nos atacará con su extraña arma a melee mientras el dragón esté en tierra, además de un par de golpes de balanceo que no son nada difíciles de evitar.

En cambio, si una carga de rayos precederá un violento machaque al punto donde estés ubicado, este sí que es complicado de esquivar, no descartamos en que te haya dado un buen aviso de que es un enemigo difícil.

Por otra parte, si el dragón está volando se te atacará con rayos, aunque no dudes que será cual águila cazando, pues intentará caer en picada hacia ti.

Esto es posible de esquivarlo, si rodamos en dirección hacia él.

Te recomendamos esperar a que haga su combo de tres golpes para atacarle ya que le deja bastante desprotegido.

También cuando levita y ataca, pues al segundo golpe estará expuesto y en vía clara para que podamos atacarle nosotros.

Vigilantes del Abismo

Guerreros de estilo de batalla salvaje, que portan una mezcla de armadura de cota de malla y cuero, armados con rodilleras de hierro, una capa bastante larga y un casco puntiagudo, de hecho, dicho yelmo es su sello de distinción, blanden un espadón y un arma secundaria que es una daga torcida.

Vigilantes del Abismo Dark Souls 3

Estos son los Vigilantes del Abismo.

Los encontraremos en el Torreón de Farron, donde los veremos combatiendo de manera brutal entre sí.

Esta legión es vulnerable ante los ataques por la espalda y el rayo, compensándose con lo fuertes que son ante la oscuridad y el sangrado, que esto no se olvide.

Durante la primera fase del enfrentamiento aparecerá un nuevo Vigilante cada 20 segundos y deberás aprovechar sus formas humanoides y armas bastante grandes para que cuando te ataquen, lo esquives y aproveches a darles un buen golpe.

O si recibes el golpe, puedes contraatacar de manera contundente.

Si te alejas de los vigilantes durante la primera fase de la batalla, cuando aparezca uno estos empezarán a golpearse entre ellos mismos.

En la segunda fase solo habrá un objetivo, pero este infligirá mucho más daño, sus ataques ahora sí que sí pasan a ser letales.

Pero no te preocupes, durante todo el combate podrás ver que sus movimientos son bastante parecidos a los tuyos así que no te debería de ser mayor trabajo el hecho de esquivarlos y aprovechar el momento en cuanto bajen la guardia tras atacar, para ir a por ellos.

Pontífice Sulyvahn

Un hombre sin rostro, con piel pálida, deteriorada y agrietada, que posee un típico traje de ceremonias y una corona, sin contar que porta dos grandes espadones, teniendo a su izquierda el Espadón del Juicio y a su derecha el Espadón Profanado.

Cuando lo encontramos ambos espadones están algo apagados y pasivos, pero cuando nos acercamos estos se iluminan y segundos después intentará darnos una estocada precedida de una carga.

Una voz algo profunda, distorsionada y tétrica se oye cuando gruñe el pontífice, da algo de mal rollo.

El jefe situado al final de Irithyll, concretamente en la catedral es débil a los contraataques y la penetración, pero aguanta bien el veneno, el sangrado, la congelación y lo tóxico.

En cuanto a concepto se comprende que Sulyvahn es un hechicero, siguiendo el argumento claro está, sin embargo, la mayoría de sus movimientos son con sus dos espadones, siendo estos unos ataques meramente físicos.

Sin contar que es bastante hábil con estos, atacando rápido.

Sus combos a melee te hacen daño tanto físico, ígneo y de oscuridad.

Cuando le provoques la suficiente cantidad de daño, este retrocederá para agacharse y liberar una explosión oscura e invocará a un molesto clon, quien se encarga de lanzar ondas enérgicas por lo que tendrás que acabar con él lo más rápido que puedas pues te aseguramos que es una piedra en el zapato en el combate contra el boss.

En general sus movimientos son fáciles de predecir, por lo que puedes aprovechar y su debilidad a los contraataques para apuñalarle y provocarle bastante daño.

Al empezar sus combos son relativamente sencillos de bloquear para que se aturde por un pequeño momento, momento que aprovecharás al máximo para golpearle.

Lothric

Antes de llegar al final del juego tendrás que enfrentarte al jefe final, quienes son nada más ni nada menos que los príncipes hermanos Lorian y Lothric, quienes estarán esperando tu llegada en el Castillo de Lothric.

Aquí también son dos jefes algo complicados y con características distintas, pues mientras que Lorian es fácilmente dañado por los rayos y la congelación, Lothric es vulnerable ante los cortes, golpes y penetración.

Además, ambos resisten la oscuridad y son inmunes ante el veneno.

Tu primer adversario es Lorian, quien tiene unos ataques y movimientos algo genéricos y predecibles, el único consejo para una batalla tan mundana como ésta es que te mantengas cerca de este jefe, esquiva lo más que puedas sus movimientos y derrótalo.

Su combate es sencillo, sin mucho sentido ni dificultad, pero cuenta con la particularidad de que Lothric puede traerlos a la vida de nuevo.

Él se teletransporta, si lo hace lejos, hará un movimiento recto y descendente con su espada que tiene un muy largo alcance y, además, si antes de teletransportarse, empieza un combo, cuando vuelva a aparecer lo terminará.

Lo que se empieza se termina.

Tener un escudo de protección mágica y una alta descarga de daño, son armas excelentes contra Lothric, quien te atacará con su versión de la Lanza de Alma, la cual debemos recalcar que es bastante peligrosa ya que es muy veloz y dañina, además del Masa de Almas.

Si eres capaz de derribar a Lorian y centrarte en atacar a Lothric antes de que reviva a su hermano, tienes prácticamente el enfrentamiento en el bolsillo.

Yhorm el Gigante

Como su mismo nombre le delata, Yhorm es un gigante que ostenta una armadura con una corona encima, o al menos eso parece.

Se puede destacar de su físico, que posee los ojos rojos y que tras superada la primera fase del combate contra él, su ropa se incendiará.

Su arma es una letal hacha, pero sin mango.

Lo encontrarás en la Capital profanada, concretamente al fondo en una sala que está en medio de dos interesantes salas del tesoro que están custodiadas por una numerosa cantidad de enemigos.

Como primer aviso, tus ataques van a ser totalmente inútiles así que si vas de kamikaze a enfrentarle yendo de frente lo que conseguirás no será nada más que tu muerte.

Lo que debes hacer es ir corriendo al trono y tomar el espadón que hay allí, el Soberano de las Tormentas.

Dicha arma tiene un arte que al estar cargado del todo es capaz de liberar un ataque pesado con aspecto de tornado sobre el gigante.

Hacer este movimiento hasta derrotarle, esta arma es la única que puede dañarlo.

En cuanto a lo que hace él, sus ataques son bastante predecibles y básicos así que no te costará evitarlos, excepto en la segunda fase del combate donde se prende en fuego y con los pisotones desata lo que parece ser un anillo ígneo que es muy difícil de evadir.

Bailarina del Valle Boreal

Una guerrera que porta una armadura ajustada para resaltar su belleza, con un casco de rejas y un velo que no deja ver su rostro, y que además empuña dos espadones.

Así como lo hace el Pontífice, se encuentra en el Gran Muro de Lothric, tras haber derrotado a los 3 primeros señores de la ceniza y que Emma, la Sacerdotisa, te haya invocado y camines hacia la estatua que se encuentra allí para que empiece la batalla.

O bien en algún momento puedes matar a Emma y cuando te acerques hacia la estatua, aparecerá la Bailarina del Valle Boreal.

Su combate no es la mayor cosa, te recomendamos alejarte de su mano derecha ya que puede intentar un agarre, también te comentamos que cuando utilice ataques de distancia ni se te ocurra intentar esquivarlos alejándote, tienen un alcance muy largo.

En la primera fase solo usa una espada y en la segunda saca la otra espada, pero sus ataques siguen siendo lo mismo.

Para poder aprovechar cuando esté desprotegida puedes esperar a que haga un movimiento en el que gira varias veces, aprovechará cuando lo haga pues queda muy vulnerable y tendrás unos pequeños instantes para hincharla a daño.

Iudex Gundyr

Ahora vamos con quien vendría a ser el primer jefe de Dark Souls III.

Se puede destacar de él que lleva una armadura plateada y que para empezar el combate tendremos que removerle una espada que tiene clavada en el pecho.

Ah, su arma es una alabarda de seis metros.

Lo encontraremos en el Cementerio de la Ceniza.

Es débil ante el fuego, rayo y hielo.

Usa piromancias contra él, es débil ante ellas.

Aprovecha mientras se está levantando para atacarle de buenas a primeras, pues aseguras comenzar el combate en condiciones con un poco de vida de ventaja, además que el sangrado le hace bastante daño, puedes tirar por ahí.

Durante la primera parte del combate tan solo hará combos con su arma, no son nada difíciles de esquivar, en cambio en la segunda fase le aparecerá una criatura oscura que hace que sus ataques sean más devastadores pues tienen un mayor rango, sin embargo, le hace más vulnerable y puedes aprovechar para atacar.

Espera a que complete uno de sus movimientos y ataca.

Diáconos de la Oscuridad

Esta legión de diáconos te atacará a melee y con fuego, tienes que fijarte muy bien en uno de ellos, el que se envuelva en una especie de halo o aura roja, atacarle ocasionará daño directo y real al jefe, pues el resto son señuelos que pueden atacarte.

Diáconos de la Oscuridad Dark Souls 3

A medida que van muriendo, van surgiendo más del ataúd de Aldrich.

Estos enemigos son débiles contra el corte, la penetración y el golpe se encuentra en la Catedral de la Oscuridad.

Cuando te encuentres en la segunda fase del combate aparecerán unos monjes vestidos de azul que curará al verdadero diácono.

Este combate no tiene nada de especial, concéntrate en ganar y lo conseguirás.

La fuerza bruta viene bien en esta batalla.

Gran Señor Wolnir

Para enfrentar a este esqueleto tendremos que ir a la Catacumbas de Carthus, para una vez allí, interactuar con el cáliz sombrío y seremos transportados al lugar donde nos espera este boss.

Gran Señor Wolnir Dark Souls 3

Este jefe únicamente recibirá daño si en las muñecas, ten eso muy presente.

Apenas le veas, atácale a la muñeca izquierda hasta que explote, una vez estallada ve por la otra lo más rápido que puedas.

Asegúrate de situarte atrás de sus muñecas para atacarle pues estarás fuera de peligro por su ataque más mortífero.

Sé veloz, contundente y mantiene una actitud agresiva y decidida.

Cuando el segundo brazalete explote, ve a por la otra muñeca.

Estarás cerca de terminar el combate.

Mucho cuidado con la nube de oscuridad, esa te matará casi instantáneamente.

Armas Darksouls 3

Las armas sin duda son objetos dañinos que usaremos a lo largo de toda nuestra partida pues nos permitirán evitar la muerte al combatir y pelear con nuestro último punto de salud.

Son bastante variadas y en su mayoría atractivas a la vista del jugador.

A continuación, te hablaremos de unas cuatro armas interesantes que nos ofrece este título.

Guja

Su nombre completo es Guja de los Caballeros Errantes. Esta alabarda tiene un único ataque que desestabiliza a nuestro adversario.

Su habilidad es Barrido Giratorio, el cual como su nombre lo indica es un barrido que golpea a enemigos con un ataque giratorio y siguiendo con la inercia, el movimiento culmina ataque fuerte y aplastante.

La encontraremos en un cadáver por la zona de ls Tumbas Olvidadas, más o menos donde te enfrentaste a Gundyr.

Espadón de Artorias

Este es un espadón de DS3, forjado usando el alma de un gran lobo gris, concretamente de Sif, quien custodiaba la tumba del Caballero de Artorias.

La podemos obtener si la crea el herrero de la localidad de Anor Londo.

Esta arma ocasiona bastante daño, sus ataques son contundentes pero muy lentos, lo cual lo hace para nada viable en PvP, pero en el PvE es mucho más útil, teniendo un modificador que supera a Grant, pudiendo ser usado contra enemigos determinados.

Sus características de combate como los cortes extensos y el manejo lento se asemejan a la Espada Caballero Negro.

Arbalesta

Una ballesta increíblemente grande y ponte, su cuerda de metal le otorga mucha fuerza a cada disparo.

Arbalesta Dark Souls 3

Es muy dañina, lo que compensa el hecho de no poder usarla de defensa, aunque esto es algo lógico para esta clase de guardia.

Puedes usar Embestida, la cual es una carga para poder establecer distancia entre el enemigo y tú, dándote unos pocos segundos para disparar.

Se puede obtener de enemigos que la dejen caer o de directamente cadáveres del techo de la Catedral de la Oscuridad.

Espadón de Farron

Cuando traspongamos el Alma de la Sangre del lobo con Ludleth en Courland podremos obtener esta arma que se especializa en las estocadas, o, mejor dicho, su uso va encaminado a este estilo de combate.

Espadón de Farrón Dark Souls 3

Esta es la espada de los Vigilantes del Abismo.

Su habilidad Parada funciona teniendo una daga como secundaria, pues con esta habilidad podremos repeler un movimiento enemigo en el último momento para realizar un contraataque que resulta ser crítico con la daga.

Debido a su tamaño, nos permite protegernos y desviar ataques enemigos haciendo parry.

Secretos Darksouls 3

Son variadas las localizaciones, objetos, elementos, personajes, jefes y escenarios, por lo tanto, en alguno que otro de los aspectos mencionados anteriormente, es probable que se expongan uno que otro secreto que está allí para ser encontrado, pero quizá no de manera tan sencilla.

Algunos son un poco más claros y basta con poner atención para saber la funcionalidad de un ítem, una mecánica o algo por el estilo.

Ascuas Darksouls 3

Estas ascuas son unos objetos consumibles del juego, las cuales, al ser usadas, el jugador entra en un estado conocido como Modo Ascua, elevando sus puntos de salud al máximo, se le es concedida la fuerza de la llama y el valor base se ve incrementado de un 30%.

Podremos adquirirlo si se lo compramos a distintos mercaderes o vendedores, quienes vendrían a ser Parches, quien nos ofrece 4 ascuas por 2.000 almas la unidad.

La Vieja Arpía que nos vende a 2.500 almas la unidad y podremos acceder a ella mediante el DLC de La Ciudad Anillada; Greirat nos la vende a 2.500 almas también pero tan solo tiene tres unidades.

Aunque por otro lado podremos obtenerlas gratis como drops de enemigos, entre estos están los Pus del hombre, Licántropos y Caballeros de Lothric.

Cuervos Darksouls 3

Encontraremos a estas comerciantes aves en la puerta de la torre que nos lleva al Santuario del Enlace, para acceder aquí necesitamos una Llave de la Torre.

Dichos cuervos tienen una mecánica muy simple de comprender, si le arrojamos un determinado objeto, estos nos darán otro a cambio.

Un intercambio o tradeo en toda regla.

Alma Guardiana de Fuego

Esta guardiana regresó del Abismo y ahora está al servicio de su campeón, aceptando la marca oscura que intercedió en su alma.

La obtendremos en la cima de la torre del Santuario del Enlace.

Si nosotros como jugador, nos entregamos a ella, esta al subir de nivel será capaz de liberarse de las marcas oscuras.

Irithyll

Es una localización que bastante antigua situada en el Valle Boreal.

Irithyll está bajo el mando del Pontífice Sulyvahn y en el centro hay una catedral de gran tamaño, la cual está dedicada a la Luna Oscura.

Allí puede darse el combate, casi nada más entrar contra Creighton, el Errabundo.

Este es un enfrentamiento donde te aliarás con Sirris.

Luego de haber superado la batalla, pues no creemos que hayas muerto, puedes saquear el cadáver y encontrarás una unidad de Hueso de Regreso.

Más adelante, en la hoguera del centro de la ciudad, en la que podremos descansar si la encendemos.

En la misma plaza hacen presencia unos cuantos cadáveres, de los cuales podremos obtener:

  • Gran alma de soldado anónimo
  • Musgo azul escarcha
  • Alma de luchador exhausto

De estas una única unidad.

Por estas zonas también hay otros objetos en cadáveres y demás, asegúrate de no dejar ni un rincón por investigar.

Anor Londo

A esta localización de DS3 podremos acceder mediante Irithyll, de la cual hemos hablado justo anteriormente.

Es un lugar sin mucho escondite o lugar llamativo, eso sí, hay varios enemigos así que mantente alerta.

Cuando subamos las escalinatas, tendremos que derrotar a los Caballeros Plateados que hay allí e irnos hacia la izquierda, ya que hacia la derecha nos encontraremos con algunos objetos y más caballeros de los mismo y una puerta cerrada.

Por el camino izquierdo encontraremos el cadáver que pertenece al Herrero de Dark Souls y su Ascua.

Cuando estemos arriba y bajemos por unas escaleras que hay al lado nos encontraremos con piromantes, mátalos, si continuamos al primer repecho habrá más enemigos.

Si continuamos bajando nos enfrentaremos a más piromantes y gelatinas cerca de un muro de niebla.

Así seguiremos todo el rato, encontrándonos con enemigos, examinando cadáveres y explorando.

Sin mencionar que allí nos enfrentaremos a jefes como Aldrich, el Devoradioses.

Deja un comentario